Archivos: Que hacers

Josep Mª. Jujol, colaborador de Gaudí, arquitecto de Tarragona

Recomendamos la visita de un joya modernista de pequeño formato obra de Jujol en Vistabella (Tarragona).

El templo del Sagrado Corazón de Vistabella del municipio de La Secuita del arquitecto tarraconense Josep Mª Jujol, es la única iglesia que pudo completar y está considerada como una de las obras más prodigiosas del modernismo catalán.

Su obra expresa su cariño por el paisaje rural del Camp de Tarragona y su profunda religiosidad, como lo demuestra la iglesia del Sagrado Corazón de Vistabella (Tarragona).
Construida entre 1917 y 1923, fue un encargo de los vecinos de Vistabella para que la población disfrutase de una iglesia parroquial. Con esta voluntad, la construcción se llevó a cabo con diferentes aportaciones populares, lo que determinó la austeridad de los materiales utilizados.
Es una iglesia de nave única de planta cuadrada sobre la que descansa una bóveda de crucería trazada con arcos parabólicos que parten de cuatro pilastras exentas. A partir de la estructura central, siguiendo la dirección de los ejes diagonales que cruzan la clave de bóveda principal, se generan cuatro espacios laterales. El porche de entrada en un extremo, y el altar en el otro, marcan el eje este-oeste que configura el núcleo central. El espacio está culminado por una cúpula hexagonal sobre la que se erige un original campanario triangular.

La excepcional decoración interior se crea a base de estucos, esgrafiados, ladrillo visto y una serie de materiales reaprovechados que armonizan con el mobiliario litúrgico confeccionado por el propio arquitecto. Jujol también diseñó las pinturas del ábside, destruidas durante la Guerra Civil y restauradas posteriormente por su hija. Estas pinturas, junto con las vidrieras de las ventanas, dotan al espacio de una gran elegancia y espiritualidad. En conjunto, la estructura global del edificio, con una acentuación vertical de las formas, tiene claras reminiscencias goticizantes.

Exteriormente, junto al campanario, destaca un porche formado por una bóveda de crucería con arcos parabólicos, que da acceso a las tres entradas del templo. La piedra, los ladrillos o el hierro forjado constituyen el exterior. Unos materiales que, buscando la originalidad y la optimización, logran una gran adaptación al entorno natural. La iglesia del Sagrado Corazón de Vistabella es un pequeño tesoro para los amantes del arte y del modernismo. Debido a su belleza y originalidad, en 2011 fue declarada bien cultural de interés local.

Jujol demuestra su gran sensibilidad por las formas de la naturaleza, el interés por el detalle artesanal y la reutilización creativa de materiales viejos o de desecho, que lleva a su máxima expresión con una técnica que se ha dado en llamar trencadís.

  • 1
  • 2